Fundación BBVA Perú
imagen

Marco Sifuentes
Periodista

Crónicas Marcianas

Publicado el 13 de mayo del 2019

Marco Sifuentes
Periodista

Crónicas Marcianas

Publicado el 13 de mayo del 2019

Comparte en:

En 1983, un veinteañero inglés llamado Alan Moore fue nombrado guionista de una historia complementaria dentro de una revista intrascendente del sello Marvel UK (que solo se distribuía en el Reino Unido). Siendo honestos: escribía un cómic que casi nadie leía.

Pero Alan Moore estaba destinado a cosas muy grandes. Casi todo lo que alucine en el futuro tendrá consecuencias inimaginables en la construcción del imaginario popular del mundo entero. Por eso hoy vamos a explorar qué tiene que ver aquella historia de 1983 con esa resaca emocional que ya no sabes cómo calmar después de Avengers: Endgame.

***

De los muchos triunfos que ha conseguido Marvel Studios con el cierre de la Saga del Infinito, hay uno que, creo, ha pasado desapercibido dentro de los muchos análisis y artículos que se han escrito al respecto. Endgame no es solo un final satisfactorio, sino que tiene la virtud de dejar un escenario muy sugerente para estimular lo que ya era, de por sí, una pregunta inevitable: ¿Y ahora qué?

Uno de los principales elementos de este nuevo escenario del MCU es el descubrimiento de las múltiples líneas temporales.

Y aquí llegamos a lo que se ha anunciado como el epílogo de la Saga del Infinito, el verdadero cierre del ciclo: Spider-Man: Far From Home. En un poco promocionado clip de la película arácnida, Mysterio asegura venir de Tierra-833¹. Es más, nos dice que el universo del MCU, el que todos conocemos, es el 616, que es también el número “oficial” de la continuidad principal en los cómics. 

[Disclaimer: A partir de las siguientes líneas, este articulista entrará en un humillante modo fanboy absoluto, con especulaciones que podrían no concretarse en el futuro. Aunque, claro, no me animaría a ponerlas por escrito aquí si no creyera que tienen, por lo menos, un sólido sustento.]. 

Endgame no es solo un final satisfactorio, sino que tiene la virtud de dejar un escenario muy sugerente para estimular lo que ya era, de por sí, una pregunta inevitable: ¿Y ahora qué?

***

Durante los años 50, el ganador del Nobel, Erwin Schrödinger (sí, el del gato) introdujo la idea de eventos cuánticos produciéndose al mismo tiempo, simultáneamente, algo que solo sería posible si muchos mundos existieron a la vez. No pasó mucho tiempo hasta que la ciencia ficción adoptó esa idea. En 1961, en el clásico Flash #123, DC Comics incorporó los mundos paralelos a su continuidad regular. En ella, los superhéroes que la misma DC había publicado en los años 40, seguían activos en Tierra-2.

Desde entonces, el concepto del Multiverso se volvió esencial para DC. Sus más grandes macrosagas impresas han girado en torno a su existencia. Sus adaptaciones televisivas más exitosas, como el universo animado de Bruce Timm o el “Arrowverse” de Flash, Supergirl et. al, lo han explorado a profundidad.

Y aquí volvemos a 1983.  En The Daredevils #7, Alan Moore decide que Marvel también debería tener un multiverso. Allí nos presenta a los Captain Britains Corps, un grupo de superbritánicos que se dedica a resguardar las múltiples continuidades, y se revela que el universo “normal” que todos conocemos es el número 616.

Sobre la elección de la cifra hay muchas versiones y leyendas. Pero creo que resulta obvio que Alan Moore, autodeclarado –con toda seriedad– hechicero, no elige un número al azar. Según algunos papiros bíblicos, el verdadero número de la Bestia no es el 666, sino el 616.

***

Cuando el Capitán América viaja a 1970 en Endgame, escucha una conversación de Peggy Carter. Ella menciona que “Braddock no se ha reportado aún”. Brian Braddock es la verdadera identidad del Captain Britain.

Agárrense porque, en el avance de Far From Home, Mysterio da un dato que es, precisamente, el puente entre ambos conceptos: el del Captain Britain y el de Spider-Man.

La Tierra 833, de donde este Mysterio dice venir, es el hogar de Spider UK, un miembro de los Captain Britain Corps pero con las habilidades arácnidas que todos conocemos.

Teniendo en cuenta que Sony aún tiene los derechos de Spider-Man, y que ellos ya introdujeron el concepto del multiverso en la maravillosa Into the Spider-Verse… ¿Podría ser una señal de integración? Podrían, incluso, estar apuntando a ESTO:

imagen

Antes de que me pongan la camisa de fuerza, solo quiero dejarles este tuit ² de la cuenta oficial de Into the Spider-Verse, aparecido el mismo día que el debate sobre la frase de Mysterio se apoderó de Internet:

imagen

Por supuesto, todas son especulaciones porque, bueno, Mysterio es Mysterio. Tiene tanta credibilidad como un político peruano. Pero, bueno, todos alguna vez hemos querido creer. Admítanlo, true believers.

 

(1) https://www.youtube.com/watch?v=x3CYf3BVz_c

(2) https://twitter.com/SpiderVerse/status/1126214222109483009

 

Comparte en:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR