Fundación BBVA Continental
Publicado el 24 de octubre del 2018
Comparte en:

La tradición de la madera en los antiguos peruanos de la Cultura Chimú quedó en evidencia tras el anuncio del Ministerio de Cultura sobre el descubrimiento de 20 ídolos ubicados en las tumbas ceremoniales del Palacio Gran Chimú, hoy conocido como Utzh An, del complejo arqueológico de Chan Chan en el desierto de La Libertad.

Se trata de un complejo funerario que comprende un largo corredor de aproximadamente 30 metros de largo cuyos muros han sido decorados con frisos en alto relieve y cuyos motivos van desde las olas hasta animales zoomorfos de apariencia felina.

Guardianes del tiempo

Sin embargo, el hallazgo que ha tomado por sorpresa a los arqueólogos e investigadores han sido las 20 figuras de madera, de apariencia antropomorfa, que se encuentran instaladas en la parte privilegiada del corredor y que asoman como guardianes de este centro ceremonial.

Son esculturas de 70 centímetros de alto, la mayoría de ellas conservadas en buen estado, salvo una que ha sido presa de las termitas. Cada una de estas representaciones de forma humana lleva una máscara y en algunos casos, las figuras lucen un centro báculo en la mano, emblema de su poder real en la sociedad de los antiguos peruanos.

imagen

Henry Gayoso Rullier, responsable del equipo de investigadores encargados de la recuperación de los muros perimetrales del complejo arqueológico de Chan Chan, ha declarado a la prensa que la función de estas representaciones era la de ser “guardianes de los nichos reales”. De su antigüedad ha dicho: “Podrían pertenecer a la etapa media de Chan Chan, entre los años 1.100 y 1.300 d.C., y estaríamos hablando de las esculturas más antiguas que se conocen en este sitio”.

El arte que se preserva

Precisamente de esa misma fecha data la representación en madera, también de forma humana, que se atesora en la sala Madera del Museo de Arte Precolombino del Cusco, sede que preserva objetos y restos de las culturas peruanas anteriores al incanato y que se valoran por su composición estética y artística.

En el MAP Cusco se exhiben representaciones en madera, también de apariencia antropomorfa, que los antiguos Chimú confeccionaron entre los años de 1.300 d.C. La totalidad de estas piezas, procedente de la colección del Museo Larco de Lima, han podido conservarse gracias al proceso de fosilización de la madera que ha impedido su deterioro con el paso del tiempo.

imagen

Una de las ventajas que ofrece el MAP Cusco se basa además en las audioguías que permiten al visitante informarse de lo que aprecia en cada una de las salas de la sede del museo.

El descubrimiento de las 20 figuras de madera en los muros perimétricos del castillo Utzh An, antes conocido como Gran Chimu, en el complejo de Chan Chan constituye un acontecimiento que nos acerca a la interpretación de los antiguos chimús con lo sagrado y lo trascendental. Una interpretación que además se encuentra preservada en las salas de exhibición del Museo de Arte Precolombino del Cusco (MAP Cusco) donde se atesora el legado artístico y estético del antiguo Perú.

Comparte en:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR