Fundación BBVA Perú
Publicado el 6 de julio del 2019
Comparte en:

En esta fecha se conmemora no solo a quien da lecciones en el aula, sino lecciones que se atesoran para siempre.

En “La sociedad de los poetas muertos” (1989) Robin Williams personifica a un profesor de literatura que no solo inculca a un grupo de adolescentes su amor por la poesía, sino que además les muestra las disímiles formas de encarar la vida. Bajo la consigna latina “Carpe Diem”, este noble maestro los invoca ‘a aprovechar el día’ y contemplar las situaciones desde distintas perspectivas.

El mensaje de la película es claro. Un maestro es mucho más que un transmisor de conocimientos. Es un guía y un compañero de ruta. El más reciente ejemplo los peruanos lo encuentran en el profesor Ricardo Gareca, el aclamado Director Técnico de la Selección Peruana, quien -en la presente Copa América y, antes, durante el proceso clasificatorio del Mundial Rusia 2018- ha logrado convencer al futbolista peruano de su capacidad para remontar adversidades y tener la confianza suficiente para alcanzar metas que se creían imposibles. Lecciones de vida que van más allá del campo de juego.

Buena nota

En el Perú, el Día del Maestro fue instaurado el 6 de julio de 1953 por el entonces Presidente de la República, Manuel Odría. La fecha fue elegida porque fue ese día que en 1822 el General don José de San Martín fundó la Escuela Nacional de Varones. El régimen de Odría se caracterizó por la construcción de escuelas y Grandes Unidades Escolares.

En otros países como Argentina, el Día del Maestro se celebra el 11 de setiembre, fecha escogida también por la Conferencia Interamericana de Educación de 1943 por ser el día en que se conmemora el fallecimiento del prócer de la Independencia, José Faustino Sarmiento, padre de la educación argentina. La Unesco, en cambio, celebra desde 1994, el Día Mundial de los Docentes el 5 de octubre, porque en esa fecha, en 1966, se emitió la declaración conjunta de la Organización Internacional del Trabajo y la Unesco sobre la condición personal del maestro.

Clase maestra

Precisamente, en nuestro país las condiciones en las que los profesores realizan su labor resulta sacrificada y en muchos casos, incomprendida. La Fundación BBVA contribuye a salvar los obstáculos a través de su programa Leer, el cual busca mejorar la comprensión lectora en los niños de las zonas con menos recursos y ofrecer una capacitación adecuada a los docentes para que puedan potencializar la capacidad académica de sus alumnos.

Porque la Fundación, al igual que estos maestros, está convencida que a mayor educación para los pequeños, mayores serán las oportunidades para desenvolverse en su vida futura.

Los maestros son más que instructores, son quienes inculcan a los alumnos convicciones y fundamentos que se abrazan para siempre. Y es en reconocimiento a esa delicada y altruista labor que la Fundación BBVA los saluda por su día.

Comparte en:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR